Batidos para la anemia

Alimentos saludables para incluir en sus batidos para la anemia

Hay muchas maneras de comer mejor para la anemia, pero una de las más fáciles es comer más alimentos ricos en hierro. Las frutas y verduras, como las fresas y el mango, son grandes fuentes de hierro. La anemia es una condición causada por bajas reservas de glóbulos rojos, que transportan oxígeno. Una dieta alta en alimentos ricos en hierro ayudará con la anemia, ya que estos alimentos son ricos en hierro no hemo y hemo. Estos tipos de hierro ayudan al cuerpo a absorber mejor y evitarán deficiencia.

Enlaces Patrocinados:

Pistachos

Los pistachos son un bocadillo nutritivo que es rico en fibra dietética, carbohidratos y aminoácidos. También tienen un alto contenido de potasio y minerales. Son una excelente fuente de vitaminas A y B6. El pistacho también es beneficioso para la salud cardiovascular, ya que reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Los pistachos también son una excelente fuente de hierro. Se necesita hierro para hacer glóbulos rojos que transporten oxígeno. Se encuentra en la hemoglobina, que es la proteína que ayuda a los glóbulos rojos a transportar oxígeno desde los pulmones hasta el corazón y otros tejidos. Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan a Pistachio Nuts como una buena fuente de hierro para las personas en riesgo de anemia.

Enlaces Patrocinados:

Los pistachos son muy versátiles y se pueden incorporar en muchos alimentos diferentes, incluidas ensaladas y bocadillos. También son una buena adición al yogur griego, los productos horneados y los platos de pescado. Los pistachos también se pueden comer crudos, aunque algunos productos de pistacho pueden estar salados.

Lentejas

Las lentejas tienen propiedades antimicrobianas y antioxidantes, lo que las convierte en un excelente alimento para incluir en sus batidos diarios para la anemia. Son ricos en polifenoles, que son compuestos con diversas funciones. Estos compuestos pueden reducir los niveles de peroxidación lipídica en la sangre, que es responsable de los efectos nocivos de los radicales libres. Varios estudios han demostrado los beneficios antimicrobianos y antioxidantes de las lentejas.

Para hacer sus propias lentejas, debes cocinar las lentejas. Necesita alrededor de una taza de lentejas a una taza de agua. Asegúrese de revolver las lentejas ocasionalmente, para que se cocinen de manera uniforme. Para obtener los mejores resultados, cocine las lentejas durante unos 15 minutos. Una vez cocinado, guarde las lentejas en un recipiente hermético. Se pueden almacenar en el refrigerador durante una semana o en el congelador por hasta seis meses.

Además de su capacidad para curar la anemia, se ha demostrado que las lentejas ayudan a prevenir y controlar la diabetes. Pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y colesterol, así como a mejorar el metabolismo de los lípidos y las lipoproteínas. La semilla de lentejas contiene polifenoles que tienen potencial antidiabético. Además, pueden mejorar la motilidad intestinal.

Espárragos

El espárrago contiene una gran cantidad de nutrientes, incluidos el folato, la vitamina B1 y la vitamina C., también tiene cantidades significativas de manganeso, potasio y vitamina E. El asparagus también tiene un alto contenido de calcio. También es una comida muy baja en calorías. Contiene solo 26 calorías por taza, por lo que es una opción ideal para aquellos que intentan perder peso.

Consumir una dieta rica en espárragos puede ayudar a prevenir la anemia al aumentar la absorción de vitaminas y minerales. También ayuda a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades estomacales. Además, los espárragos contienen inulina, un carbohidrato complejo que alimenta a las bacterias de lactobacilos en el intestino grueso. Esta sustancia ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y mejora la secreción de insulina.

Una taza de espárragos contiene 2.89 mg de hierro. Un batido hecho con dos tazas de espárragos contiene aproximadamente 5.78 mg de hierro. El espárrago también es rico en fibra. También puede incluir tofu, una cuajada hecha de leche de soya, en sus batidos. Firm Tofu tiene más hierro, pero el tofu de seda también es una buena opción. Además, considere agregar ciruelas circulares o morberrines, que contienen aproximadamente 1.9 mg de hierro por porción.

tofu

Los batidos de tofu son una forma saludable de obtener su dosis diaria de hierro. Una taza de tofu firme contiene aproximadamente dos miligramos de hierro. Esto es equivalente a aproximadamente el 20 por ciento de sus necesidades diarias de hierro. El tofu también puede reemplazar la carne roja en su dieta, ya que es una proteína completa. Además, el tofu contiene mucha vitamina C, lo que puede ayudar a su cuerpo a absorber el hierro.

Para más hierro, agregue albaricoques secos. Estos son ricos en potasio y vitamina A, y se pueden mezclar en su batido o comer por su cuenta. El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención recomienda una ingesta diaria de 100-200 miligramos de hierro para personas con anemia. Esta cantidad es más de lo que puede obtener de su típico multivitamínico.

Otros alimentos ricos en hierro incluyen verduras de hoja verde, chocolate negro y legumbres. Estos alimentos contienen hierro hemo y no hemo. Además, estos alimentos contienen muchos otros nutrientes, incluidas la vitamina K y A. Los cortes magos de carne de res también son una buena fuente de hierro. Además, asegúrese de cocinar su carne con grasa mínima y evitar extras de grasa como salsa de carne.

Proteína de guisante

El polvo de proteína de guisante es una fuente de proteína a base de plantas y sin lácteos. También contiene menos energía y agua, lo que lo hace ideal para las personas con una dieta baja en productos animales. La proteína de guisante también contiene un suministro abundante de hierro, que juega un papel crítico en el cuerpo humano. Ayuda a transportar oxígeno a través de la sangre. Las personas que tienen deficiencia de hierro son más susceptibles a la anemia, una condición que puede causar fatiga y uñas quebradizas.

La proteína de guisante es una de las fuentes de proteína más fácilmente digeribles. Su pequeño tamaño de partícula significa que el cuerpo puede absorber fácilmente. Su bajo índice glucémico (GI) significa que no elevará los niveles de azúcar en la sangre. Esto hace que la proteína de guisante sea una gran opción para aquellos que están preocupados por los efectos de las fuentes dietéticas en sus cuerpos.

La maca es un poderoso suplemento antianémico que se puede comprar en forma de extracto, cápsulas o polvo. Estos suplementos están disponibles en las tiendas de alimentos saludables y en línea. El extracto de maca está hecho de la raíz de maca y tiene un sabor distinto. Es terroso y loco, que se asemeja al sabor de las virutas de madera ligeramente podridas. ¡El sabor es sorprendentemente potente!

Maca es una rica fuente de antioxidantes. Sus polisacáridos inhiben la producción de radicales libres. Un estudio en animales en la República Checa mostró que una dieta que contiene maca concentrada mejoró significativamente el estado antioxidante de las ratas. Además, el tratamiento también disminuyó el azúcar en la sangre y el colesterol hepático. La maca también puede proteger contra el daño neurológico.

Chocolate negro

El hierro en el chocolate negro puede ayudar a las personas anémicas a recuperarse de su condición. También contiene otras vitaminas y minerales. Sin embargo, el chocolate negro no debe endulzarse demasiado, ya que puede inhibir la absorción de hierro. No obstante, este tipo de chocolate es una buena opción para las personas con anemia por deficiencia de hierro, especialmente aquellos que no comen una dieta equilibrada.

El chocolate negro también es una gran fuente de fibra. Cien gramos de chocolate negro con 70-85 contenido de cacao contienen casi 11 gramos de fibra. La misma cantidad de este tipo de chocolate también contiene casi el 40 por ciento del valor diario de magnesio y hierro. Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao, más hierro está en el chocolate.

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son pequeñas pero ricas en fibra y magnesio. Son una gran adición a las mezclas caseras de senderos o a cereales y recetas de pan. También contienen 7 gramos de proteína por porción. Además de ser rico en hierro, las semillas de calabaza también son ricas en fibra, lo que puede ayudar a combatir la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

Las semillas contienen polisacáridos bioactivos que reducen el ácido biliar y apoyan el crecimiento de la microbiota intestinal. Esta adición dietética también puede ayudar a las personas con diabetes a controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Espinaca

La espinaca también es una rica fuente de hierro. Contiene aproximadamente 2.6 miligramos de hierro por 100 gramos. La mayor cantidad de hierro se encuentra en los pistachos, que contienen 14 mg por 100 g. La fresa contiene altas cantidades de vitamina C, lo que ayuda al cuerpo a absorber el hierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *