¿Qué es una dieta baja en sodio?

Una dieta baja en sodio es un plan de alimentación que limita la cantidad de sodio en los alimentos que se consumen. El sodio es un mineral esencial para el cuerpo humano, pero se ha demostrado que un exceso de sodio puede aumentar el riesgo de hipertensión y otras enfermedades cardíacas. El sodio se encuentra de forma natural en muchos alimentos, pero también se agrega a los alimentos procesados para mejorar el sabor.

Enlaces Patrocinados:

¿Por qué seguir una dieta baja en sodio?

La dieta baja en sodio es una forma eficaz de prevenir la hipertensión y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. La ingesta excesiva de sodio puede aumentar la presión arterial y contribuir al endurecimiento de las arterias, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. Esto también puede aumentar el riesgo de enfermedades renales.

Enlaces Patrocinados:

Consejos para seguir una dieta baja en sodio

1. Limite los alimentos procesados

Los alimentos procesados a menudo contienen una gran cantidad de sodio. Al comprar alimentos procesados, lea las etiquetas para ver la cantidad de sodio en cada porción. Intente comprar alimentos procesados con menos de 140 mg de sodio por porción.

2. Elija alimentos bajos en sodio

Algunos alimentos contienen una cantidad naturalmente baja de sodio. Estos incluyen:

  • Verduras frescas
  • Frutas frescas
  • Huevos
  • Leche baja en grasa
  • Carne magra
  • Frijoles
  • Pescado

3. Limite el uso de sal de mesa

La sal de mesa es una fuente importante de sodio en la dieta. Si desea reducir la ingesta de sodio, evite agregar sal de mesa a los alimentos y también elija alimentos bajos en sal.

4. Experimente con hierbas y especias

En lugar de usar sal para dar sabor a los alimentos, experimente con hierbas y especias. Estos pueden agregar sabor a los alimentos sin el exceso de sodio.

5. Considere los suplementos de sodio

Si está siguiendo una dieta baja en sodio, puede considerar tomar suplementos de sodio para garantizar que está recibiendo la cantidad adecuada de sodio. Esto debe hacerse bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Conclusiones

Seguir una dieta baja en sodio puede ayudar a prevenir la hipertensión y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Al comprar alimentos procesados, lea las etiquetas para ver la cantidad de sodio en cada porción. Elija alimentos bajos en sodio y limite el uso de sal de mesa. Experimente con hierbas y especias para agregar sabor a los alimentos sin el exceso de sodio. Si está siguiendo una dieta baja en sodio, también puede considerar tomar suplementos de sodio bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *