croquetas de pollo saludables

Con este artículo aprenderás a preparar versiones de croquetas de pollo saludables y bastante fáciles, que consentirán tu paladar y cuidarán tu salud.

Enlaces Patrocinados:

Aprende a preparar croquetas de pollo saludables y deliciosas

Aprender a preparar croquetas de pollo saludables es una muy buena manera de hacer que nuestro menú sea más divertido y delicioso, al mismo tiempo que cuidamos nuestra salud con un régimen alimenticio nutritivo.

Las croquetas de pollo no son una receta nueva, de hecho se puede decir que es una preparación bastante popular y muy bien aceptada por la gran mayoría de las personas, aunque el gran problema está en que existen muchas recetas que no son nada saludables, es por eso que en esta ocasión queremos dar a conocer dos versiones que sí lo son.  

Enlaces Patrocinados:

¿Cómo preparar croquetas de pollo saludables?

Cómo ya lo hemos señalado, existen muchas maneras diferentes de preparar croquetas de pollo saludables, ya sea porque se diferencien en los ingredientes que se emplean o el método de cocción que se utilice, sin embargo, en estas oportunidad hemos querido mostrar 2 recetas que son bastante fáciles de elaborar. 

Croquetas de pollo saludables fritas

Aunque la mayoría de la comida frita es señalada como poco saludable, existen algunas recetas que se pueden freír y al mismo tiempo seguir siendo saludables

Ingredientes

  • 250 gramos de pollo
  • Harina sin gluten
  • 1 litro de leche descremada
  • 125 gramos de mantequilla ligera
  • Pimenta al gusto
  • Nuez moscada al gusto
  • 1 pizca de sal
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • 100 gramos de pan rallado
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Primero hay que cortar las pechugas de pollo y pasarlas por la plancha, para después cortarlas en cubos pequeños. 

Después se corta la cebolla en estilo brunoise fino, para llevarla al sartén y freírlas con un poquito de aceite, a fuego medio, durante 5 minutos. 

Se agregan los cubos de pollo, la pimienta, la sal y se cocina por 2 minutos más, para luego retirar del fuego y reservar.  

Después es momento de preparar una salsa bechamel, y para esto hay que mezclar en una olla a fuego medio, la harina, la mantequilla, la leche, la nuez moscada, un poco de pimienta y un poco de sal, cocinando por varios minutos hasta que quede bien integrado todo, y poner a reposar hasta que se enfríe.

Una vez que la bechamel esté fría se agrega la preparación anterior y se mezcla hasta que quede todo bien cubierto.

Luego se coloca mantequilla en la base de una fuente, se espolvorea con un poco de harina y se vierte la mezcla, para luego tapar con un papel film, y se reserva en la nevera. 

El último paso es freírlas, y para esto hay que darle forma a las croquetas, pasarlas por huevo batido y luego cubrirlas con pan rallado. 

Se agrega aceite de oliva en un sartén, y cuando esté caliente, se colocan las croquetas de pollo hasta que estén doradas. 

Ya solo quedaría pasarlas por papel para retirar el exceso de aceite, servir y comer. 

También te puede interesar nuestro artículo> No olvides los postres saludables en tu dieta

Croquetas de pollo saludables horneadas

No todas las croquetas deben ser fritas, pues el horno es una gran opción para tener una croquetas de pollo saludables y crujientes

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 15 gramos de harina sin gluten
  • 120 mililitros de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 40 gramos de queso ligero
  • ½ taza de pan rallado
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de sal

Preparación

Primero se deben cocinar las pechugas en una olla con agua y sal, para luego reservar el caldo

Luego, en un sartén, se coloca una cucharada de aceite de oliva, se añade la harina y se revuelve por un minuto, a fuego medio. 

Se añade el caldo de pollo del reservado, y se continúa mezclando hasta que se forme una especie de salsa.

Se agrega el tomillo, y se revisa si le hace falta un poco de sal y pimienta

Después se desmenuzan las pechugas de pollo y se agrega a la mezcla, mientras se continúa revolviendo. 

Se añade el queso y se cocina por un par de minutos, revolviendo hasta que todo esté bien integrado. 

Al retirar la mezcla del fuego, se deja enfriar y se le dan forma de bolitas.

Se precalienta el horno a una temperatura de 180 grados. 

Se engrasa un molde de horno, con un poco de aceite de oliva, para evitar que se peguen. 

Se colocan las croquetas crudas, se meten al horno y se cocinan por un tiempo aproximado de 20 minutos. 

Cuando estén doradas, se retiran del horno, se sirven y se comen. 

Nota: Esta es una receta que también se puede preparar con una freidora de aire. como sustitución del horno. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *