El cuerpo humano puede durar semanas sin comida, pero solo días sin agua; somos 50-75% agua. ¿Más claro no?.

Enlaces Patrocinados:

El agua forma la base de la sangre, los jugos digestivos, la orina y la transpiración, y está contenida en la masa muscular magra, la grasa y los huesos.

Como el cuerpo no puede almacenar agua, necesitamos suministros frescos todos los días para compensar las pérdidas de los pulmones, la piel, la orina y las heces.

Enlaces Patrocinados:

La cantidad que necesitamos depende del tamaño de nuestro cuerpo, el metabolismo, el clima, los alimentos que comemos y nuestros niveles de actividad.

Agua en nuestro cuerpo

Algunos datos sobre nuestro suministro interno de agua incluyen:

  • El contenido de agua corporal es más alto en hombres que en mujeres y cae en ambos con la edad.
  • La mayoría de los adultos maduros pierden entre 2,5 y 3 litros de agua al día. La pérdida de agua puede aumentar en climas cálidos y con ejercicio prolongado.
  • Las personas mayores pierden alrededor de 2 litros por día.
  • Un viajero aéreo puede perder aproximadamente 1 a 1,5 litros durante un vuelo de tres horas.

La pérdida de agua en todos los casos necesita ser reemplazada.

Importancia del agua

El agua es necesaria para la mayoría de las funciones corporales, incluso para:

  • Mantener la salud y la integridad de cada célula del cuerpo.
  • Mantenga el torrente sanguíneo lo suficientemente líquido para fluir a través de los vasos sanguíneos.
  • Ayudar a eliminar los subproductos del metabolismo del cuerpo, el exceso de electrolitos (por ejemplo, sodio y potasio) y la urea, que es un producto de desecho que se forma a través del procesamiento de la proteína dietética.
  • Regular la temperatura corporal a través de la sudoración .
  • Humedecer las mucosas (como las de los pulmones y la boca).
  • Lubricar y amortigüar las juntas.
  • Reducir el riesgo de infecciones del tracto urinario (ITU), como la cistitis, manteniendo la vejiga libre de bacterias.
  • Ayudar a la digestión y prevenir el estreñimiento.
  • Hidratar la piel para mantener su textura y apariencia.
  • Llevar nutrientes y oxígeno a las células.
  • Servir como amortiguador dentro de los ojos, la médula espinal y en el saco amniótico que rodea al feto en el embarazo.

El agua en nuestra comida

La mayoría de los alimentos, incluso los que parecen duros y secos, contienen agua. El cuerpo puede obtener alrededor del 20% de sus necesidades totales de agua solo de alimentos sólidos.

El proceso de digerir los alimentos también produce una pequeña cantidad de agua como subproducto que puede ser utilizada por el cuerpo. El agua obtenida de esta manera puede proporcionar alrededor del 10% de las necesidades de agua del cuerpo. El 70% restante aproximadamente del agua requerida por el cuerpo debe provenir de fluidos (líquidos).

¿Cómo obtener suficiente líquido en la dieta?

Las pautas dietéticas recomiendan que bebamos mucha agua, pero ¿cuánta es suficiente?. La cantidad de líquido que el cuerpo necesita cada día depende de varios factores, tales como:

  • El género.
  • La edad.
  • El nivel de actividad.
  • Estilo de vida.
  • Estar embarazada o amantando.
  • Estar enfermo o con una lesión.

Si la idea de tener que beber muchos vasos de agua al día no te atrae, no te preocupes: los líquidos incluyen agua fresca y todos los demás líquidos (como leche, café, té, sopa, jugos e incluso refrescos y batidos).

El agua fresca es la mejor bebida porque no contiene energía (ni calorías) y es la mejor para hidratar el cuerpo. El agua del grifo también es en su mayoría gratuita y, en general, está disponible dondequiera que vayas, aunque cada sitio tiene su nivel de seguridad y salubridad.

Por ejemplo, la leche tiene aproximadamente un 90 % de agua y es un líquido importante, especialmente para los niños y adolescentes. Solo recuerda elegir leche entera para niños menores de 2 años y variedades bajas en grasa y reducidas en grasa para los más grandes.

El té también puede ser una fuente importante de líquido. Las infusiones pueden ayudarte a cumplir con las recomendaciones diarias de líquidos y es una fuente de antioxidantes y polifenoles, con sus propios beneficios según el extracto que llevan.

Si prefieres obtener algunos de tus líquidos de las frutas, intenta consumir trozos enteros de fruta fresca en lugar de tomar jugo de frutas; aún así obtendrás un delicioso jugo de frutas (líquidos), pero también te beneficiarás de las fibras y los nutrientes adicionales, mientras evitas el azúcar adicional que se encuentra en el jugo de frutas.

Para finalizar, el agua mineral embotellada comercialmente contiene sal, lo que puede provocar retención de líquidos e hinchazón, e incluso un aumento de la tensión arterial en personas susceptibles. Limita la cantidad de agua mineral o elija variedades bajas en sodio (menos de 30 mg de sodio por 100 ml).

Si prefieres el agua burbujeante (soda), es mejor seleccionar de las versiones hechas con agua de grifo o bajas en sodio, también.

Si tienes algunas preguntas, déjanos tus comentarios

  • Visita mi canal: DAYSNESS TV
  • Visita mi facebook: Menús y Batidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *